ALMA y su ciencia recorren Chile

12 septiembre, 2017

“Es súper fantástico, porque aquí no hay profesores especializados que te puedan explicar sobre el Universo como un astrónomo”, celebra Arlette Olguín, estudiante de Porvenir. Hasta Tierra del Fuego llegaron las charlas de ALMA, mientras otras 12 recorrían la Región Metropolitana, la ExpoALMA era apreciada en Osorno, y los habitantes de San Pedro de Atacama colgaban sus deseos en árboles, como parte de la tradición japonesa de Tanabata, que el observatorio celebró con sus socios nipones.

Han sido intensos meses de difusión del quehacer de ALMA. El observatorio se hizo parte del programa 1000 Científicos, 1000 Aulas de Conicyt, poniendo 12 charlas a disposición de escuelas de la región Metropolitana en el segundo semestre de 2017. Así, personal de ALMA ha estado presente en aulas de las comunas de La Pintana y de Maipú y próximamente lo harán en Padre Hurtado, Puente Alto, San Miguel, Quilicura, Santiago Centro, El Bosque y Pedro Aguirre Cerda.

La astrónoma Loreto Barcos y el periodista Nicolás Lira departieron con estudiantes de Maipú como parte del programa“1000 Científicos, 1000 Aulas” de Conicyt. Crédito: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

Punta Arenas

“Me parece súper bien que difundan este ramo de la ciencia que no es muy conocido entre los jóvenes, no sabemos lo que pasa arriba de nosotros, si de noche la Luna está llena o creciente y cómo eso nos afecta, solo nos preocupamos de nosotros y nos da lo mismo lo que nos rodea”, afirma Valentina Vio, alumna de 3º medio del Liceo Polivalente Hernando de Magallanes. Es que hasta Porvenir y Punta Arenas se trasladó el astrónomo Paulo Cortés, para explicarles por qué hay tantos observatorios en Chile, qué aporta ALMA y qué ha logrado descubrir hasta ahora. “La charla estuvo fantástica, es algo muy novedoso, diferente, esta materia igual me gustaba, pero ahora es aún más cercana”, dice Iván González Harper, alumno de 1º medio del Colegio Punta Arenas.

Osorno

Hasta el extremo sur de Chile llegó parte de la muestra itinerante ExpoALMA, mientras en Osorno se inauguraba otra sección de ésta, como parte de la 6º Feria de la Ciencia y Tecnología. Organizada por la Universidad Santo Tomás y la Municipalidad de dicha ciudad, la muestra permanecerá abierta durante un mes y en forma gratuita en el hall central de la Universidad y en la Pinacoteca de la Corporación Cultural de Osorno. 16 fotos dan cuenta de la construcción del observatorio, una decena de imágenes de gran formato muestran importantes descubrimientos astronómicos que se han realizado gracias a ALMA, y 17 gráficas orientadas al público más infantil explican distintos aspectos del observatorio en un lenguaje apto para ellos.

El astrónomo Paulo Cortés realizó un taller de radioastronomía con maestros de toda Tierra del Fuego. Crédito: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

La exhibición ExpoALMA se inauguró en Osorno, al sur de Chile. Crédito: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

Tanto en Osorno como en Punta Arenas y Porvenir se realizaron talleres de radioastronomía para profesores de educación básica y media, al que concurrieron docentes de distintas localidades de ambas regiones. Los participantes recibieron manuales de radioastronomía ‘ALMA en la escuela’ y fueron instruidos en su uso para poder desarrollar sus actividades en aula.

San Pedro de Atacama

Finalmente, como parte de las celebraciones de los 120 años de amistad entre Chile y Japón, ALMA junto a su socio NAOJ y la Municipalidad de San Pedro de Atacama llevaron hasta esa localidad nortina la tradicional fiesta nipona de Tanabata. “Es muy importante para nosotros participar de estas temáticas porque le enseñan a la gente, les entretiene y las unen por un propósito que es escribir los deseos sinceros de las personas, en una comuna donde el tema astronómico es profundo, mucha gente viene aquí por sus cielos hermosos”, comenta Mariana Jerez, Administradora Municipal de San Pedro de Atacama.

Personas de todas las edades escribieron sus deseos y los colgaron en los árboles de la plaza de San Pedro de Atacama como parte de la tradicional fiesta japonesa de Tanabata. Crédito: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

Tanabata o la Fiesta de las estrellas celebra el encuentro entre Orihime (Vega) y Hikoboshi (Altair), amantes separados por un río hecho de estrellas que cruza el cielo (la Vía Láctea), a quienes sólo se les permite verse una vez al año, el séptimo día del séptimo mes lunar del antiguo calendario lunisolar. Pero cuando ello ocurre, se dice que es tanta su felicidad que cumplen todos los deseos de las personas.

“Estoy profundamente impresionado de que ha habido muchos niños contribuyendo a escribir sus sueños y deseos en un pedazo de papel”, dice Seiichi Sakamoto, representante del Observatorio Nacional Astronómico de Japón (NAOJ, por su sigla en inglés), organismo socio de ALMA. “Los grandes proyectos científicos como ALMA necesitan del apoyo de la población local y eventos tradicionales como éste, permiten compartir ideas y pedir por el futuro”.