El observatorio ALMA desea expresar sus condolencias a las víctimas del terremoto ocurrido en Chile. No hubo heridos que lamentar entre su personal

2 marzo, 2010

ALMA expresa sus profundas condolencias a las familias de las víctimas y su solidaridad con todos los que se han visto afectados.

Tanto el personal de ALMA como los colaboradores del proyecto en Chile han sido afectados de una u otra forma. Con gran alivio, a la fecha podemos afirmar que los empleados de ALMA y sus familiares salvaron ilesos, pese a que muchos tuvieron sus hogares dañados, en algunos casos gravemente.

El terremoto no alcanzó las instalaciones de ALMA en el norte del país, y el acceso a las oficinas de Santiago, donde aparentemente no hay muchos daños que lamentar, está siendo rehabilitado.

Para que el personal pueda estar cerca de sus familias durante esta crisis nacional, ALMA decidió reducir el ritmo de sus operaciones hasta el sábado 6 de marzo. Los servicios de apoyo en el Centro de Operaciones (OSF) funcionan normalmente y la mayoría de los empleados continúa trabajando desde sus hogares o en las oficinas centrales de Santiago.

El aeropuerto de Santiago está reactivando paulatinamente los vuelos, que por el momento operan a frecuencia reducida y con horarios alterados. ALMA hará un seguimiento diario de esta situación. Solicitamos a cualquier miembro del personal internacional que hubiera previsto viajar a Santiago que se comunique con sus contactos en ALMA para determinar si conviene desplazarse. Por otro lado, cabe señalar que hay problemas de comunicación en algunas áreas (principalmente en el sur) y que los servicios de telefonía móvil e Internet operan en forma intermitente.