Una “carretera digital” para ALMA

13 noviembre, 2012

Una nueva infraestructura de conectividad que permitirá al observatorio ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) aumentar en 25 veces su capacidad de transmisión de datos, comienza a construirse a partir de hoy. Ello gracias a la firma de un contrato de conectividad óptica entre Associated Universities Inc. (AUI), en representación de ALMA, y dos empresas chilenas: Silica Networks Chile S.A. y Telefónica Empresas Chile S.A.

“Esta solución estructural de largo plazo no sólo tiene la ventaja de que podremos transmitir una mayor cantidad de datos, sino que también podría permitirnos operar desde Santiago algunas actividades del observatorio”, señala Jorge Ibsen, Gerente del Departamento de Computación de ALMA.

El nuevo sistema implicará la instalación de cerca de 150 kilómetros de fibra óptica entre el observatorio radio astronómico –ubicado a 34 kilómetros de San Pedro de Atacama- y la ciudad de Calama. Desde este punto se conectará a través de una estructura de comunicación ya existente a la red académica  REUNA en Antofagasta, y desde allí hasta las oficinas de ALMA en Santiago a través de la infraestructura creada en 2010 por EVALSO, un proyecto cofinanciado por la Comisión Europea, que provee conectividad al observatorio Paranal de  ESO , entre otros, y que es operada por REUNA.

121112_red_fibraopticaEl nuevo sistema, que estará operativo en 2014, no solo permitirá transferir la enorme cantidad de datos que producirá ALMA cuando esté completamente construido, sino que hará posible un nivel de comunicación de mejor calidad entre quienes están operando el observatorio desde un lugar remoto y hostil en medio del desierto de Atacama y quienes procesarán dichos datos en las oficinas centrales en Santiago, así como con el resto de la comunidad científica mundial. “Aprovechando el desarrollo de la conectividad digital en Chile, ALMA está impulsando una mejora sustancial en las conexiones desde el lejano observatorio con el resto del mundo”. señala Jorge Ibsen, quien agrega, “esta nueva infraestructura proporcionará beneficios significativos a las operaciones de ALMA y le permitirá producir aún más resultados científicos”.

ALMA, una asociación internacional de Europa, Norteamérica y Asia del Este en cooperación con la República de Chile, es el mayor proyecto astronómico del mundo y contará con 66 antenas de alta precisión ubicadas en el llano de Chajnantor, a 5.000 metros de altitud en el norte de Chile.