Home Sala de Prensa Comunicados de Prensa
moda blogu medyum akyazı haber
Telescopio ALMA alcanza nuevos horizontes
Miércoles 23 de Septiembre de 2009

El observatorio astronómico ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) alcanzó un nuevo hito al instalarse la primera antena con tecnología de punta en el llano de Chajnantor, situado a 5.000m de altitud en la cordillera de los Andes. La antena, que pesa cerca de 100 toneladas y tiene un diámetro de 12 metros, fue trasladada sobre un transportador gigante fabricado a medida hasta el Sitio de Operaciones del Conjunto (AOS), donde la sequedad y la rarefacción extremas del aire son ideales para las actividades de observación del cosmos.

Si bien son excelentes para la astronomía, las condiciones de vida en Chajnantor son muy duras para el hombre, pues allí dispone de la mitad de oxígeno en comparación con el nivel del mar, lo que dificulta considerablemente el trabajo. Es por eso que las antenas de ALMA se ensamblan y se prueban a 2.900 metros de altitud, en el Centro de Operaciones de ALMA (OSF). Fue desde este campamento relativamente hospitalario que la antena de ALMA emprendió viaje rumbo al llano de Chajnantor.

“El transporte de la primera antena al llano de Chajnantor es un logro épico que ilustra el momento emocionante que vive ALMA. Día tras día, la fuerza de nuestra colaboración global nos acerca al nacimiento del observatorio astronómico terrestre más ambicioso del mundo”, dice Thijs de Graauw, director de ALMA.

El viaje comenzó luego de que uno de los dos transportadores de antenas de ALMA cargara la primera antena y se pusiera en marcha para recorrer los 28 kilómetros que separan el OSF del AOS. Aunque el transportador puede alcanzar una velocidad de 12 kilómetros por hora cargando una antena, el primer viaje se hizo más despacio para garantizar que todo funcionara correctamente, con lo que tardó cerca de siete horas.

Las antenas de ALMA utilizan tecnología de punta que sólo existe desde hace algunos años, por lo que constituyen los receptores de ondas submilimétricas más sofisticados que se hayan fabricado. Están diseñadas para operar a la intemperie, en las condiciones extremas del AOS, lo que implica resistir a una amplitud térmica que va de -20 a +20 grados, apuntar con precisión suficiente para detectar una pelota de golf a una distancia de 15 kilómetros y mantener una precisión de más de 25 micrómetros en sus lisas superficies reflectoras (menos del grosor de un cabello humano).

“Este nuevo hito es el resultado de 8 meses de trabajo conjunto de los ingenieros y científicos de ALMA para montar las antenas y comprobar su desempeño en un abanico de operaciones necesarias para confirmar que están listas para su puesta en marcha científica”, explica Joseph McMullin, ALMA Assembly, Integration and Verification (AIV) System Integration Lead.

Una vez alcanzado el llano, el transportador se dirigió a una plataforma de concreto dotada de conexiones eléctricas y cables de fibra óptica, donde dispuso la antena con una precisión milimétrica. El transportador opera guiado por un sistema de dirección láser y detectores de colisión mediante ultrasonido similares a los que tienen muchos automóviles hoy en día. Estos detectores permiten garantizar el transporte seguro de las antenas a través de un terreno que en los próximos años recibirá muchas antenas más. En efecto, ALMA tendrá al menos 66 antenas que podrán disponerse sobre unas 200 plataformas separadas por distancias de hasta 18,5 kilómetros y operar como si fueran un único telescopio gigante. Aún cuando el proyecto ALMA esté totalmente operativo, se utilizarán los transportadores para trasladar las antenas entre una y otra plataforma con el fin de reconfigurar el telescopio según distintos esquemas de observación.

A esta primera antena que se encuentra ahora en el llano de Chajnantor pronto le seguirán varias otras, y el equipo de ALMA está ansioso por realizar las primeras observaciones desde allí. La meta es unir las señales de tres antenas a comienzos de 2010 y hacer las primeras observaciones científicas durante el segundo semestre de 2011.

ALMA permitirá a los astrónomos responder preguntas importantes sobre nuestros orígenes cósmicos. Para ello, se observará el cosmos usando la luz con ondas milimétricas y submilimétricas, entre la luz infrarroja y las ondas de radio del espectro electromagnético. La luz emitida en esas ondas proviene de los cuerpos más fríos y también de los más distantes del cosmos: nubes frías de gas y polvo donde nacen las estrellas o galaxias remotas situadas a los confines del universo observable. El universo ha sido relativamente poco explorado en el espectro submilimétrico, pues para ello los telescopios requieren tecnología vanguardista y condiciones atmosféricas extremadamente secas como las de Chajnantor.

Información adicional

El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), una instalación astronómica internacional, es una asociación entre Europa, Norteamérica y Asia oriental, en colaboración con la República de Chile. ALMA es financiado en Europa por la Organización Europea para la Investigación Astronómica en el Hemisferio Austral (ESO); en Norteamérica, por la Fundación Nacional de Ciencias de EE.UU. (NSF) en cooperación con el Consejo Nacional de Investigación de Canadá (NRC) y el Consejo Nacional de la Ciencia (NSC) de Taiwán; y en Asia oriental por el Instituto Nacional de Ciencias Naturales de Japón (NINS) en alianza con la Academia Sinica (AS) de Taiwán.

La construcción y las operaciones de ALMA son dirigidas en nombre de Europa por ESO, en nombre de Norteamérica por el Observatorio Radio Astronómico Nacional (NRAO) –administrado a su vez por Associated Universities, Inc. (AUI)– y en nombre de Asia oriental por el Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ). El Joint ALMA Observatory (JAO) concentra la dirección del proyecto y es responsable por las tareas de gestión de la construcción, puesta en marcha y operación de ALMA.

Enlaces

Más información sobre ALMA en http://www.almaobservatory.org

Contacto

William Garnier
Encargado de Extensión y Proyectos de Educación de ALMA
wgarnier@alma.cl
+56 9 77 67 61 99

Imágenes