Los astrónomos combinaron las observaciones de tres observatorios distintos para producir esta colorida imagen de la supernova 1987A en distintas longitudes de onda.