ALMA define objetivos de desarrollo para la próxima década

12 julio, 2018

Al cabo de cinco años de operación, el observatorio ALMA cumplió, en esencia, todos sus objetivos científicos originales. Con el fin de mantener las capacidades del observatorio a la vanguardia, el Directorio de ALMA designó un Grupo de Trabajo encargado de definir prioridades a partir de las recomendaciones emanadas del Comité de Asesoría Científica de ALMA (ASAC, por su sigla en inglés) para la evolución del observatorio de aquí a 2030.

El Grupo de Trabajo concluyó, sobre la base de las recomendaciones del ASAC, que los objetivos científicos que fundamentarán las próximas iniciativas de desarrollo deberán ser:

  • Estudiar la evolución cósmica de elementos clave, desde las primeras galaxias hasta el auge de formación estelar en el Universo.
  • Estudiar la evolución desde las moléculas simples hasta las moléculas orgánicas complejas durante el proceso de formación estelar y planetaria hasta la composición de sistemas solares.
  • Obtener imágenes de discos protoplanetarios en regiones de formación estelar cercanas para resolver las zonas de formación de planetas similares a la Tierra y así detectar los surcos y agujeros internos producidos por planetas en formación.

Incluso con las extraordinarias capacidades actuales de ALMA, es imposible alcanzar estas ambiciosas metas en el presente. Es necesario incrementar las capacidades del observatorio ALMA para enfrentar estos nuevos desafíos y mantenerse a la vanguardia de la astronomía mediante la producción de hallazgos revolucionarios y una constante contribución a la comprensión del Universo en los decenios venideros.

Hoja de ruta para el futuro desarrollo de ALMA

Hoja de ruta para el futuro desarrollo de ALMA

Las principales prioridades para modernizar ALMA se centrarán en los receptores (los detectores de señales), los sistemas digitales (la transmisión de datos) y el correlacionador (la supercomputadora que procesa los datos y constituye el corazón del telescopio). Asimismo, para sacar el máximo provecho a las poderosas capacidades que se propone incorporar al observatorio, se modernizará el archivo de ALMA, dotándolo de avanzadas herramientas de extracción de datos para que sirva como fuente primaria de un creciente número de publicaciones.

Sean Dougherty, designado director de ALMA recientemente, manifestó su entusiasmo con las iniciativas que se desarrollarán en los próximos años, ya que “permitirán mantener a ALMA en primera fila durante la próxima década mediante el desarrollo de tecnología de última generación que aumentará nuestra comprensión del Universo. Es un paso importante para seguir buscando nuestros orígenes cósmicos”.

Estas iniciativas impulsarán una serie de estudios científicos al reducir considerablemente el tiempo necesario para realizar las complejas observaciones que requiere la comunidad astronómica para alcanzar sus ambiciosas metas científicas.

“Es un momento emocionante en la historia de ALMA –celebra Toshikazu Onishi, presidente del Directorio de ALMA–, porque estamos incrementando las capacidades de esta extraordinaria instalación que hemos construido para explorar el Universo”.

Enlace