Estrellas evolucionadas

La cartografía de la emisión de la molécula de monóxido de carbono (CO) y otras moléculas muestran que las estrellas evolucionadas están perdiendo masa en forma de vientos estelares a velocidades de flujos relativamente bajas. Las observaciones actuales sugieren que, más o menos, los vientos son isotrópicos (iguales en todas las direcciones) y que las velocidades de pérdida de masa y las velocidades de flujos son constantes en el tiempo. Al igual que el caso con estudios evolutivos en general, se requerirán observaciones de cantidades muy grandes de estrellas, quizás de miles de estrellas para poder concluir acerca del modelo que permita concluir parámetros físicos y químicos de la evolución en cuestión.

Los vientos de las estrellas evolucionadas frías son probablemente la fuente dominante de granos de polvo refractario en el medio interestelar. Son el material de estrellas del cual nosotros y nuestro planeta nos formamos. Los granos se manifiestan a través de la emisión térmica que se extiende del infrarrojo lejano a través de longitudes de onda milimétricas. ALMA tiene la capacidad de analizar la composición química de estas estrellas y del material que se desprende de ellas.

Contenido relacionado