En busca de lo imposible: obtener la primera foto de un agujero negro