Gran Nube de Magallanes contiene moléculas orgánicas sorprendentemente complejas