ALMA prioriza la seguridad de su personal y reduce las operaciones científicas

22 octubre, 2019

Ante el estado de emergencia decretado en los últimos días en Chile, ALMA está reduciendo sus operaciones al mínimo, es decir, no hará observaciones científicas y mantendrá solo los servicios críticos de forma de asegurar el bienestar y la seguridad de sus colaboradores y del Observatorio. Esta medida aplica tanto en sus oficinas centrales de Santiago como en las operaciones del Observatorio en las cercanías de Calama y San Pedro de Atacama, y será reevaluada diariamente. Todo el personal de ALMA está bien y las instalaciones del Observatorio se encuentran seguras.

«Los motivos de esta decisión son varios, incluidos los continuos disturbios en el área metropolitana y otras ciudades importantes, el estado de emergencia declarado en Calama y las preocupaciones por la continuidad de la línea de suministro explicó el director de ALMA, Sean Dougherty.

Debido a las dificultades de transporte en la capital chilena, al personal de ALMA que trabaja en las oficinas centrales en Santiago se le dio la posibilidad de trabajo remoto desde sus hogares hasta que la situación del país se vaya normalizando.