Declaración del Directorio de ALMA respecto a la Ciencia Inicial (Early Science)

25 noviembre, 2010

«El directorio de ALMA, durante su reunión del 16-18 de noviembre de 2010, comentó los enormes avances logrados recientemente en la construcción y puesta en marcha del conjunto de radiotelescopios y agradeció a los miembros del personal de ALMA, a las Agencias Ejecutivas regionales y a los contratistas por su trabajo y dedicación. En Chajnantor a 5.000 m de altitud, ya hay 8 de las 66 antenas instaladas. Las imágenes de prueba que se adjuntan ilustran el potencial del instrumento ALMA para realizar descubrimientos revolucionarios en el Universo frío.

El directorio recibió informes y recomendaciones de una serie de revisiones exhaustivas hechas al proyecto ALMA, en el marco de la preparación de la Ciencia Inicial (Early Science), etapa donde se usarán ciertas capacidades del instrumento. El directorio respaldó con entusiasmo las conclusiones de dichos informes, así como del director del observatorio, según las cuales ALMA está bien encaminado para comenzar la Ciencia Inicial a fines de 2011, tal como se había previsto. Si bien quedan muchos retos por superar, está claro que ALMA «funciona».

El director de ALMA debería lanzar un llamado a presentar propuestas para la Ciencia Inicial durante el primer trimestre de 2011. En dicho anuncio, se proporcionarán más detalles sobre los calendarios y cronogramas planteados y las potencialidades del instrumento que se ofrecerían.»

Directorio de ALMA
18 November 2010

eight_antennas_chajnantor

Fig. 1. Un interferómetro de ocho antennas funcionando en Chajnantor, en septiembre de 2010. Crédito: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO), S. Argandoña (ALMA)


nov_2010_fig2_

Fig. 2. Esta imagen muestra la famosa galaxia espiral NGC253, con una imagen óptica de toda la galaxia a la izquierda (crédito ESO). Las imágenes preliminares de ALMA revelan densas nubes de gas en el centro de la galaxia: el panel central muestra la línea de CO J=2-1 a 230 GHz mientras que el panel de la derecha la emisión del continuo (color) junto con la línea de CO J=6-5 a 690 GHz superpuesta (contornos).


nov_2010_fig3_

Fig. 3. Un ejemplo del potencial de ALMA como instrumento espectroscópico: a la izquierda se muestra un mapa del núcleo molecular caliente G34.26+0.15, cuya emisión no logra ser resuelta con las líneas de base cortas de la configuración actual de ALMA. A pesar de no poder resolver la estructura espacial del núcleo, espectroscópicamente ALMA es capaz de detectar una amplia variedad de líneas moleculares a cerca de 100 GHz.


nov_2010_fig4_
Fig. 4. Esta imagen muestra la emisión del disco de polvo alrededor de la estrella Beta Pictoris. A la izquierda se observa la emisión de polvo a 70 micrones vista con el telescopio espacial Herschel (Olofsson et al., SDP Presentations, Madrid, Dec 2009) mientras que a la derecha se muestra la imagen de verificación de ALMA a 870 micrones, donde se aprecian las zonas de alta densidad al interior del disco.


nov_2010_fig5_

Fig. 5. Una prueba de la capacidad de ALMA para observar líneas espectrales anchas. Se observó el quasar BRI 0952-0115, el cual se encuentra a un redshift (desplazamiento al rojo) de z=4.43. Este objeto tampoco es resuelto con la configuración actual de ALMA, sin embargo la línea de carbono ionizado a 158 micrones se detecta claramente, lo que es impresionante considerando que esto se logro con solamente 1 hora de integración.