Senado de Chile distingue a ALMA por 1ª imagen de agujero negro

18 abril, 2019

El Honorable Senado de Chile invitó a la sesión de hoy 17 de abril a una comitiva del observatorio ALMA, para reconocer su rol en la obtención de la primera imagen de un agujero negro publicada por el Event Horizon Telescope (EHT) la semana pasada. Además de congratular al observatorio, se distinguió individualmente a los cinco científicos que estuvieron directamente involucrados en el proceso y que son parte de ALMA: Alejandro Sáez, Violette Impellizzeri, Hugo Messias, Rubén Herrero-Illana y Akihiko Hirota. Junto a ellos, también fueron reconocidos Neil Nagar y Venkatessh Ramakrishnan de la Universidad de Concepción.

Tras la exitosa revelación de la primera imagen de un agujero negro el 10 de abril por parte del consorcio Event Horizon Telescope, causando impacto mundial, el Honorable Senado de Chile decidió distinguir con una medalla de plata al observatorio ALMA junto a los siete científicos que participaron desde Chile como coautores de la investigación. La ceremonia se llevó a cabo en la Sala del Senado.

“Agradezco a todos los trabajadores de ALMA por su extraordinario esfuerzo para lograr la importantísima participación del observatorio en este experimento icónico y exitoso que fue obtener la primera imagen de un agujero negro» dijo Sean Dougherty, director de ALMA.

Tras la ceremonia, el presidente del Senado, Jaime Quintana señaló que «nos llena de orgullo que hayan aceptado nuestra invitación, y poder entregar esta medalla de plata del Senado a un equipo de investigadores e investigadoras que ha hecho este gran aporte a la ciencia con este enorme descubrimiento. Más aún cuando desde el Senado en la última década hemos hablado de la necesidad de vincular la política y la ciencia, un tema central, y parte de los objetivos del Congreso del Futuro».

En la ocasión, el señor Dougherty y Alejandro Sáez, único chileno coautor del proyecto desde Chile, compartieron con los Honorables Senadores, en primera persona, la importancia de este descubrimiento.

###

Discurso de Sean Dougherty:

Señor Presidente, Honorable Senador Jaime Quintana, Honorables Senadores, funcionarios del Senado, queridos colegas, Señoras y Señores:Buenas tardes a todos. Es para nosotros un honor recibir el reconocimiento otorgado por este Honorable Senado al Observatorio Astronómico ALMA, el Atacama Large Millimeter/ submillimeter Array; a sus socios: el Observatorio Europeo Austral, el Observatorio Radioastronómico Nacional de Estados Unidos y el Observatorio Astronómico Nacional de Japón; y a todo el personal que día a día hace posible esta gran tarea de facilitar el conocimiento científico para la humanidad.

Efectivamente, la imagen de un agujero negro supermasivo que ha dado la vuelta al mundo desde la semana pasada, es la culminación de muchos años de esfuerzo colaborativo por parte de la comunidad científica de buena parte del planeta. Este ejemplo de colaboración internacional representa también a quienes llevaron a la creación de un proyecto como ALMA: una aventura global, cuyo fin último es posibilitar la realización de avances científicos extraordinarios que no serian posible de manera individual. Esta ha sido una oportunidad única de integrar a Chile en la colaboración científica global, mano a mano con naciones desarrolladas.

Es importante recalcar que nada de lo que somos capaces de hacer hoy, ni de lo que hemos soñado alcanzar, se podría haber logrado sin los maravillosos y claros cielos de Chile, sin la hospitalidad y visión de las autoridades chilenas a lo largo de la historia, y sin la tenacidad y compromiso de los trabajadores de ALMA, en su gran mayoría chilenos. A nombre de todos ellos y de los 22 países, incluyendo a Chile, que hacen posible que ALMA opere, les doy las gracias y recibo esta medalla con humildad y con el compromiso de seguir haciendo lo que esté en nuestras manos para que la curiosidad de la humanidad se despliegue sin fronteras y sigamos en la búsqueda de nuestros orígenes cósmicos.

Muchas gracias.

Discurso de Alejandro Sáez:

Señor Presidente, Honorable Senador Jaime Quintana, Honorables Senadores, funcionarios del Senado, queridos colegas, Señoras y Señores:

Está de más decir que me siento profundamente honrado por estar hoy aquí, frente a ustedes, representando a un gran equipo de personas de muchas nacionalidades que hizo posible una de las hazañas científicas y tecnológicas más notables de los últimos tiempos. Para todos quienes fuimos parte en mayor o menor medida de este esfuerzo, este logro es motivo de gran orgullo, pero también, de gran inspiración para seguir empujando las fronteras del conocimiento más allá de lo que se cree posible.

El Event Horizon Telescope (EHT), es un consorcio global que logró esta proeza inimaginable hasta hace menos de una década, la de capturar la primera imagen de un Agujero Negro. Este logro no habría sido posible sin el radiotelescopio ALMA. He tenido el privilegio de ser parte de este inmenso desafío y lo he visto gestarse desde sus inicios, cuando junto a un grupo de personas, diseñamos la propuesta para poder conectar ALMA a la red global de telescopios, EHT. Luego hubo que diseñar y construir las tarjetas electrónicas y concretar las modificaciones necesarias para que la gran cantidad de datos obtenidos pudieran ser almacenados de manera segura, pudieran correlacionarse con los datos captados en los otros rincones del mundo, y realizar la puesta en marcha y verificación de estas nuevas características de ALMA.

ALMA es el radio telescopio terrestre más poderoso del mundo y, desde suelo chileno, es capaz de observar las débiles señales de la radiación del Universo frío, aquel donde se forman las estrellas, las galaxias y los planetas. Para poder captar esas señales, es necesario contar con muchas antenas que puedan combinarse y funcionar como un solo telescopio. Esta técnica, conocida como interferometría, que es la que le permite a ALMA funcionar con sus 66 antenas como un solo gran telescopio de hasta 16 kilómetros de diámetro, es la misma técnica usada a nivel global por el EHT. La potencia y precisión de un interferómetro aumenta al contar con más antenas y mayor superficie de recolección de señales. Es por esta razón que el EHT tuvo que esperar que existiera ALMA para completar su red global que ha permitido contar con la sensibilidad y resolución necesarias para obtener la primera fotografía de un agujero negro supermasivo que la semana pasada impactó al mundo.

ALMA y el EHT son la demostración fehaciente de que, para ir lejos, hay que avanzar juntos. Hemos sido capaces de unir una imaginación fecunda, la capacidad casi sin límites de crear soluciones técnicas para hacer realidad los sueños de la ciencia, el apoyo dedicado y prolífico de técnicos, administrativos y profesionales de todas las nacionalidades y de todas las disciplinas, y la visión de muchos países que han creído que vale la pena invertir en estos sueños. Esta conjunción de los astros permite que, desde las montañas de Chile, cultivemos el amplio campo que une a la ciencia con la tecnología en beneficio del saber, con el fin último de descubrir nuestros orígenes cósmicos.

Quisiera aprovechar esta oportunidad de destacar la importante participación de compatriotas en este proyecto. Y además poner de manifiesto la calidad del capital humano que tenemos en Chile. Espero que esta noticia que a muchos nos llena de satisfacción también sea motivo para ver a nuestros profesionales como agentes de cambio a nivel global.Gracias al Honorable Senado de la República, en nombre de los trabajadores de ALMA en Chile y en el hemisferio norte, por este homenaje a la imaginación, verdadero terreno de la germinación científica.Gracias.

Discurso del presidente del Senado, Honorable Senador Jaime Quintana:

Sr. Sean Dougherty, Director del Observatorio ALMA; Sr. Stuartt Corder, Subdirector, Sras. Y Sres. Investigadoras e Investigadores de ALMA y de la Universidad de Concepción, Sras. Y Sres. Senadores y Senadoras.

Miércoles 10 de abril del 2019. Una fecha que resonará en la memoria de todos quienes habitamos este planeta, y ese día escuchamos la gran noticia. Algunos estábamos aquí en el Congreso Nacional, otros legisladores y legisladoras en todo el mundo también lo deben haber oído en sus respectivos parlamentos; muchas personas escucharon la noticia en sus trabajos, en sus casas; millones lo vieron en su celular mientras caminaban por la calle; niños y niñas en todo el mundo lo observaron en la televisión; personas enfermas lo oyeron en los hospitales, otros en las cárceles, en los campos y ciudades.

Seis conferencias de prensa tuvieron lugar a las 13:00 hrs. del Meridiano de Greenwich en nuestro Santiago, en Bélgica, Shanghái, Tokio, Taipei y Washington, para presentar la histórica imagen de un agujero negro. La primera fotografía que conseguimos como humanidad, y que nos hace comprobar ante los sentidos que lo que astrofísicos y matemáticos habían previsto existe. Y es que efectivamente el agujero negro fotografiado en el corazón de la galaxia M87 tiene la forma circular que había anticipado Einstein con su teoría de la relatividad.

Estamos viviendo un momento de inflexión como especie. El siglo XXI, ad portas de ingresar en su tercera década, se nos presenta cada vez más desafiante, intrigante y emocionante. Y aunque a veces sentimos temor del futuro, al tomar conciencia del impacto que tiene nuestra actual forma de vida sobre el planeta tierra, otras veces, como ésta, sentimos una profunda esperanza. Son momentos que deben ser reconocidos y que nunca pueden ser olvidados.

Es que hace tan sólo un siglo la humanidad recién acababa de salir de la primera guerra mundial. Un momento de división y dolor que marcó la pauta de lo que serían las décadas siguientes. Y hoy, 100 años después, en una milésima de segundo si lo comparamos con los tiempos de nuestro planeta y del universo, estamos presenciando este hito que nos invita a imaginar nuevos imposibles.

Porque para lograr esta imagen no bastó con un telescopio ni con un centro de avistamiento. Tampoco bastó con un país, ni siquiera con un continente. Fueron múltiples puntos de observación situados en Sudamérica, Norteamérica, Hawái, Europa y la Antártida los que debieron unirse para crear un telescopio del tamaño de toda la tierra y conseguir esta hazaña. Fue la colaboración y no la competencia, la coordinación en red y no el aislacionismo, el trabajo horizontal y no el anacronismo vertical, los que permitieron abrir una nueva página respecto al conocimiento que tenemos sobre el universo que habitamos.

El Telescopio del Horizonte de Sucesos es una colaboración internacional en la que participan cerca de 200 científicos que han demostrado a las lideresas y líderes políticos del planeta y a la sociedad global, de qué manera la cooperación internacional entre instituciones públicas y privadas, gobiernos y empresas, es capaz en el campo de la ciencia y la tecnología de frontera, de aportar al conocimiento patrimonio común de la Humanidad.

El director de la iniciativa, Sheperd Doeleman, ha señalado que el desafío es comparable a observar desde la Tierra una naranja que se encuentra en la superficie de la Luna.

Hoy día este Senado, por acuerdo unánime de los comités que representan a todas las Senadoras y Senadores, quiere reconocer a las investigadoras e investigadores del Observatorio ALMA, ubicado a 5.000 metros de altura en nuestro Desierto de Atacama, y que por sus particulares características de observación tuvo un rol fundamental en la red EHT, así como también a los investigadores de la Universidad de Concepción, una universidad que desde siempre ha realizado importantes aportes al desarrollo de nuestro país.

Podemos decir, con profundo orgullo, que los ojos de Chile han sido puestos a disposición del mundo para lograr ver lo que parecía invisible. Como congresistas, hoy renovamos el compromiso y la vocación de nuestro país de seguir siendo una ventana para el conocimiento del Universo Profundo, y seguiremos impulsando iniciativas que vinculan la política y la ciencia, como lo es nuestro Congreso del Futuro reconocido internacionalmente.

La naturaleza y el destino quisieron que tengamos unos de los cielos más despejados del planeta en las mesetas del Norte Grande del País, y queremos que sigan estando al servicio de la Ciencia y la Humanidad.

Gracias, a nombre del Senado de la República de Chile, por situar el nombre de esta patria en lo más alto.

La labor que han desarrollado nos inspira a seguir avanzando en los desafíos que tenemos como Senado, en la función deliberativa que nos corresponde para generar leyes que ayuden a impulsar la creatividad de la sociedad chilena, el desarrollo de la ciencia, la tecnología, la democracia participativa y, en último término, la felicidad de quienes habitamos este país.

Porque, como se preguntara el escritor francés Emile Zola, “¿La ciencia ha prometido la felicidad? No lo creo. Ha prometido la verdad y la cuestión es saber si con la verdad se conseguirá algún día la felicidad.

Muchas gracias.

Imágenes

Paulina Bocaz, Representante legal de AUI/NRAO en Chile; Hugo Messias; Alejandro Sáez; Akihiko Hirota. Crédito: N. Lira - ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

Paulina Bocaz, Representante legal de AUI/NRAO en Chile; Hugo Messias; Alejandro Sáez; Akihiko Hirota. Crédito: N. Lira – ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

Alejandro Sáez, líder técnico del correlacionado y sistema de transmisión de ALMA, leyendo su discurso de agradecimiento. Crédito: N. Lira - ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

Alejandro Sáez, líder técnico del correlacionado y sistema de transmisión de ALMA, leyendo su discurso de agradecimiento. Crédito: N. Lira – ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

Hugo Messias recibe una medalla de plata del Senado de Chile. Crédito: N. Lira - ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

Hugo Messias recibe una medalla de plata del Senado de Chile. Crédito: N. Lira – ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

Rubén Herrero-Illana recibe una medalla de plata del Senado de Chile. Crédito: N. Lira - ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

Rubén Herrero-Illana recibe una medalla de plata del Senado de Chile. Crédito: N. Lira – ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

Sean Dougherty, director de ALMA, leyendo un discurso en el Senado de Chile. Crédito: N. Lira - ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

Sean Dougherty, director de ALMA, leyendo un discurso en el Senado de Chile. Crédito: N. Lira – ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

Akihiko Hirota recibe una medalla de plata del Senado de Chile. Crédito: N. Lira - ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

Akihiko Hirota recibe una medalla de plata del Senado de Chile. Crédito: N. Lira – ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

Sean Dougherty, en representación del Observatorio ALMA, recibe una medalla de plata del Senado de Chile. Crédito: N. Lira - ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

Sean Dougherty, en representación del Observatorio ALMA, recibe una medalla de plata del Senado de Chile. Crédito: N. Lira – ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

Alejandro Sáez recibe una medalla de plata del Senado de Chile. Crédito: N. Lira - ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

Alejandro Sáez recibe una medalla de plata del Senado de Chile. Crédito: N. Lira – ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

Violette Impellizzeri recibe una medalla de plata del Senado de Chile. Crédito: N. Lira - ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

Violette Impellizzeri recibe una medalla de plata del Senado de Chile. Crédito: N. Lira – ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

Comitiva de ALMA junto a astrónomos de la Universidad de Concepción en la entrada del Senado. Crédito: C. Concha - ALMA (ESO/NRAO/NAOJ)

Comitiva de ALMA junto a astrónomos de la Universidad de Concepción en la entrada del Senado. Crédito: C. Concha – ALMA (ESO/NRAO/NAOJ)