ALMA descubre gran núcleo caliente alrededor de pequeña estrella recién nacida
Comunicados de Prensa

ALMA descubre gran núcleo caliente alrededor de pequeña estrella recién nacida

7 octubre, 2013 / Tiempo de lectura: 6 minutes

ALMA descubrió la existencia de una nube molecular caliente de grandes proporciones alrededor de una estrella muy joven. Se trata de una nube diez veces más grande que las que suelen rodear las jóvenes estrellas con masa solar, lo que indica que el proceso de formación estelar es más diverso de lo que se creía. Estos resultados se publicaron en el Astrophysical Journal el 20 de septiembre de 2013.

Las estrellas se forman en nubes de gas y polvo muy frías (-260 grados Celsius). Las nubes oscuras infrarrojas (IRDC, en su sigla en inglés) son densas áreas formadas por nubes de este tipo, donde los astrónomos creen que se forman cúmulos de estrellas. Como la mayoría de las estrellas se desprende de cúmulos, el estudio de las IRDC es crucial para comprender a cabalidad los procesos de formación estelar.

Las estrellas recién nacidas se mantienen dentro de las nubes de gas y polvo donde se originan y, al desarrollarse, calientan estas nubes a partir del centro. En algunas de estas nubes, aunque no en todas, las temperaturas pueden subir a -160 grados Celsius, lo que parece poco aquí en la Tierra, pero es bastante para una nube cósmica, que los astrónomos llaman de núcleo caliente en este caso. Al interior de los núcleos calientes se van sublimando distintas moléculas, originalmente atrapadas en la capa de hielo que recubre las partículas de polvo. En los núcleos calientesabundan moléculas orgánicas como el metanol (CH3OH), el cianuro de etilo (CH3CH2CN) y el formiato de metilo (HCOOCH3).

Un equipo internacional de investigación encabezado por Takeshi Sakai, de la Universidad de Electrocomunicaciones de Japón, usó ALMA para observar una IRDC llamada G34.43+00.24 MM3 (o simplemente MM3) situada en la constelación del Águila. Los científicos descubrieron un joven objeto caracterizado por una fuerte emisión de línea molecular de metanol. Mediante un estudio detallado se calculó en -140 grados Celsius la temperatura del metanol, lo cual demuestra que MM3 alberga una joven estrella rodeada por un núcleo caliente. El tamaño del núcleo caliente mide unas 800 unidades astronómicas (UA; 1 UA equivale a la distancia que separa el Sol de la Tierra: 150 millones de kilómetros). Considerando que por lo general los núcleos calientes que recubren las jóvenes estrellas de poca masa tienen entre algunas decenas y cientos de UA, el núcleo observado en MM3 es excepcionalmente grande. "Gracias a la gran sensibilidad y resolución espacial de ALMA, se necesitan apenas algunas horas para descubrir una nueva estrella recién nacida. Este es un importante paso para comprender el proceso de formación estelar en un área donde se forman cúmulos", señala Sakai.

El equipo también observó las emisiones de radio del sulfuro de carbono (CS) y del monóxido de silicio (SiO) para determinar la estructura exacta del chorro molecular emanado de la joven estrella. Se calculó que el chorro tiene una velocidad de 28 kilómetros por segundo y una extensión de 4.400 UA. De acuerdo con estos valores, el equipo calculó que el chorro tiene apenas 740 años. Si bien estas emanaciones son comunes alrededor de las protoestrellas, es raro ver emanaciones moleculares tan jóvenes como la de la nube MM3. En suma, según ALMA la protoestrella observada en MM3 es muy joven pero tiene un núcleo caliente de proporciones gigantescas.

¿Por qué es tan grande el núcleo caliente de MM3? Para calentar el gran volumen de gas que la rodea, la estrella recién nacida tendría que emitir mucha más energía de lo normal. Las protoestrellas generan estas emisiones convirtiendo la energía gravitacional del material atraído en energía térmica. El gran tamaño del núcleo caliente de MM3 puede deberse a que atrae mucha más masa de la que se creía. La otra posibilidad es que haya dos o más protoestrellas en el núcleo caliente. Las observaciones realizadas todavía no permiten al equipo de investigación explicar el fenómeno con certeza. "La resolución espacial de ALMA mejorará mucho en el futuro cercano -Sakai says-, y eso permitirá revelar muchos detalles del material atraído hacia la protoestrella y nos ayudará a develar el misterio de la diversidad de los procesos de formación estelar".

Información adicional

El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), una instalación astronómica internacional, es una asociación entre el Observatorio Europeo Austral (ESO), la Fundación Nacional de Ciencia de EE. UU. (NSF) y los Institutos Nacionales de Ciencias Naturales de Japón (NINS) en cooperación con la República de Chile. ALMA es financiado por ESO en representación de sus estados miembros, por NSF en cooperación con el Consejo Nacional de Investigaciones de Canadá (NRC) y el Ministerio de Ciencia y Tecnología de Taiwán (MOST), y por NINS en cooperación con la Academia Sinica (AS) de Taiwán y el Instituto de Ciencias Astronómicas y Espaciales de Corea del Sur (KASI).

La construcción y las operaciones de ALMA son conducidas por ESO en nombre de sus estados miembros; por el Observatorio Radioastronómico Nacional (NRAO), gestionado por Associated Universities, Inc. (AUI), en representación de Norteamérica; y por el Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ) en nombre de Asia del Este. El Joint ALMA Observatory (JAO) tiene a su cargo la dirección general y la gestión de la construcción, así como la puesta en marcha y las operaciones de ALMA.

Los hallazgos de esta investigación se presentaron en el artículo titulado “ALMA Observations of the IRDC Clump G34.43+00.24 MM3: Hot Core and Molecular Outflows” (‘Observaciones con ALMA del cúmulo IRDC G34.43+00.24 MM3: núcleo caliente y chorros moleculares’), publicado en el Astrophysical Journal, Vol. 775, el 20 de septiembre de 2013.

Los miembros del equipo de investigación son: T. Sakai (Universidad de Electrocomunicaciones de Japón), N. Sakai (Universidad de Tokio), J. B. Foster (Universidad de Yale), P. Sanhueza, J. M. Jackson (Universidad de Boston), M. Kassis (Keck Observatory), K. Furuya, Y. Aikawa (Universidad de Kobe), T. Hirota (Observatorio Astronómico Nacional de Japón) y S. Yamamoto (Universidad de Tokio).

La investigación fue apoyada por fondos KAKENHI (21224002, 23740146, 25400225 y 25108005).

Contactos:

Takeshi Sakai 
Profesor asistente, Universidad de Electrocomunicaciones
Tokio, Japón
Tel: +81 42 443 5235
Email: takeshi.sakai@uec.ac.jp

Valeria Foncea 
Directora de Comunicaciones y Educación
Observatorio ALMA
Santiago, Chile
Tel: +56 2 2467 6258
E-mail: vfoncea@alma.cl 

Masaaki Hiramatsu
 
Encargado de Educación y Extensión, NAOJ Chile
Observatorio de Tokio, Japón
Tel: +81 422 34 3630
E-mail: hiramatsu.masaaki@nao.ac.jp

Richard Hook 
Encargado de Prensa, ESO
Garching, Alemania
Tel: +49 89 3200 6655
Cel: +49 151 1537 3591
Email: rhook@eso.org

Charles E. Blue
Encargado de Comunicaciones
Observatorio Nacional de Radio Astronomía
Charlottesville VA, EE.UU.
Tel: +1 434 296 0314
Cel: +1 434.242.9559
E-mail: cblue@nrao.edu

¡Regístrate para recibir actualizaciones!

Obtén las noticias del Observatorio ALMA en tu bandeja de entrada.