Primera antena norteamericana permite a ALMA entrar en una nueva fase

6 febrero, 2009

La antena de 12 metros de diámetro entregada hoy es la primera de veinticinco en ser proveída por los socios norteamericanos de ALMA, cuyos esfuerzos son dirigidos por el Observatorio Radioastronómico Nacional de EE.UU. (NRAO) y apoyados por la Fundación Nacional de Ciencias de EE.UU. (NSF) en cooperación con el Consejo Nacional de Investigaciones de Canadá (NRCC) y el Consejo Nacional de Ciencias de Taiwan (NSCT). La antena fue fabricada por General Dynamics SATCOM Technologies.

La entrega viene solo semanas después de la primera antena de ALMA, producida bajo la dirección del Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ) en nombre de los socios de Asia del Este de ALMA, fue entregada al proyecto.

“Estas antenas de ALMA son maravillas tecnológicas, dijo Thijs de Graauw, Director de ALMA. Son más precisas y más capaces que cualquiera jamás fabricada. Su rendimiento en los vientos y temperaturas severas del sitio a gran altitud presagia bien para el futuro del observatorio.”

El plato de una sola antena de 12 metros es más grande que el espejo reflectante del telescopio óptico más grande, pero para igualar la nitidez alcanzada por un telescopio óptico, una antena parabólica de longitud de onda milimétrica tendría que ser increíblemente grande, de kilómetros de un extremo a otro. ALMA combinará señales de docenas de antenas desplegadas a través de kilómetros de desierto para sintetizar la nitidez efectiva de tal antena individual y gigantesca. El proceso involucra el análisis de las formas en que las señales que llegan de cada antena interfieren unas con otras, y se llama interferometría.

«Este es un hito muy importante para el proyecto ALMA. Con dos antenas ahora en el sitio, comenzamos el verdadero trabajo de combinar las señales de ellas. Estamos avanzando hacia el objetivo final de ALMA de superar por diez veces la tecnología existente en esta área», dijo Philip Puxley, el Gerente de Programa para ALMA en la NSF.

Los ejecutivos de ALMA esperan que el paso de la aceptación de las antenas se acelere. «Tenemos ya nueve antenas (norteamericanas) en el sitio, dijo Adrian Russell, Gerente de Proyecto de ALMA para NRAO, y después de la entrega de la número Tres, tenemos planificado llevar una por mes a procedimientos de pruebas. Más antenas norteamericanas van a llegar a Chile a un ritmo de una cada dos meses, y General Dynamics está en buen camino para terminar la entrega de sus sistemas dentro del los tiempos establecidos.»

Cuando esté completo, ALMA constará de 66 antenas (con la opción de expandirse en el futuro) proveídas por los socios de Asia del Este, de Europa y de Norteamérica. Las primeras antenas europeas, producidas por el Observatorio Europeo Austral (ESO), están programadas para comenzar a llegar a principios de este año en Chile.

ALMA es una asociación entre las comunidades científicas de Asia del Este, Europa y Norteamérica con Chile.

antena_de_fabricacion_norteamericana

Primera antena norteamericana aceptada por ALMA. Esta foto fue sacada en el centro de operaciones del observatorio ALMA. Crédito: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

Notas para los editores

ALMA será el instrumento astronómico principal para observar el Universo frío – el gas y polvo moleculares que constituyen los cimientos de las estrellas, sistemas planetarios, galaxias, y de la vida misma.

ALMA funcionará en longitudes de onda de 0,3 a 9,6 mm. En estas longitudes de onda, es necesario un sitio a gran altura y seco para que el telescopio pueda ver a través de la atmósfera de la Tierra. Esta es la razón por la cual ALMA se está construyendo en el altiplano de Chajnantor a 5.000 m de altura en la Región de Atacama de Chile. ALMA ofrecerá una sensibilidad y resolución sin precedentes. Las antenas de 12 m de diámetro tendrán líneas de base reconfigurables extendiéndose desde 15 m hasta 16 km. Se alcanzarán resoluciones tan finas como 0,005 arcosegundos en las longitudes de onda más cortas – un factor de diez mejor que el Telescopio Espacial Hubble.

El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), una instalación astronómica internacional, es una asociación entre el Observatorio Europeo Austral (ESO), la Fundación Nacional de Ciencia de EE. UU. (NSF) y los Institutos Nacionales de Ciencias Naturales de Japón (NINS) en cooperación con la República de Chile. ALMA es financiado por ESO en representación de sus estados miembros, por NSF en cooperación con el Consejo Nacional de Investigaciones de Canadá (NRC) y el Ministerio de Ciencia y Tecnología de Taiwán (MOST), y por NINS en cooperación con la Academia Sinica (AS) de Taiwán y el Instituto de Ciencias Astronómicas y Espaciales de Corea del Sur (KASI).

La construcción y las operaciones de ALMA son conducidas por ESO en nombre de sus estados miembros; por el Observatorio Radioastronómico Nacional (NRAO), gestionado por Associated Universities, Inc. (AUI), en representación de Norteamérica; y por el Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ) en nombre de Asia del Este. El Joint ALMA Observatory (JAO) tiene a su cargo la dirección general y la gestión de la construcción, así como la puesta en marcha y las operaciones de ALMA.

Las antenas tienen superficies exactas a menos que el grosor de un cabello humano, y se pueden apuntar con bastante precisión para distinguir una pelota de golf a una distancia de 15 km.

Contactos

William Garnier
ALMA Education and Public Outreach Officer
wgarnier@alma.cl
+56.9.77.67.61.99

John Stoke
ALMA Outreach Program Officer en Norteamérica NRAO
+1 (434) 244 6896
jstoke@nrao.edu

Sergio Cabezon
NRAO Education and Public Outreach Officer en Chile
+56.2.210.96.05
scabezon@nrao.cl