Vista desde Marte

20 agosto, 2013

La película The view from Mars: part one (‘Vista desde Marte: primera parte’) de Jonathan de Villiers proporciona un impresionante panorama de ALMA, el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array, un enorme telescopio internacional que se construye en Chile desde hace varias décadas y que se inauguró en marzo de 2013. Cuando la NASA necesita poner a prueba un robot destinado a explorar Marte o descubrir formas de detectar vida en los entornos más inhóspitos, por lo general acuden al desierto de Atacama, que además de ser el lugar más seco del planeta, tiene una sorprendente similitud con el planeta rojo. Esta región, que se caracteriza por la ausencia total de humedad y alcanza alturas de 6.885 metros, atrae a muchos astrónomos en busca de los cielos más despejados del globo y la menor cantidad posible de atmósfera entre sus telescopios y el espacio. Las 66 antenas móviles de ALMA, encaramadas sobre los 5.000 metros de altitud en el llano de Chajnantor, no captan luz visible como los telescopios ópticos convencionales. En cambio, estas parabólicas gigantes trabajan juntas para captar ondas milimétricas provenientes de gas, polvo y estrellas presentes en el espacio usando frecuencias de radio en vez de luz visible. De esa forma, no necesitan la oscuridad nocturna para trabajar, por lo que funcionan día y noche. Con estas herramientas, pronto los astrónomos podrán retroceder miles de millones de años en el pasado y observar la formación de estrellas y galaxias distantes. «Gracias a ello —señala Villiers— podrán hacerse una idea mejor de cómo se formaron nuestro Sol y nuestra galaxia».
Crédito: Jonathan de Villiers | nowness.com/day/2013/3/14/the-view-from-mars